24h Murcia.

24h Murcia.

Apoyo de la Comunidad a productores de almendra contra plagas mediante estrategias sostenibles.

Apoyo de la Comunidad a productores de almendra contra plagas mediante estrategias sostenibles.

En la lucha contra las plagas del almendro, el Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Medioambiental (Imida) está desarrollando un Plan integral de manejo fitosanitario, con el objetivo de combatir de manera efectiva y sostenible estas amenazas. Esto fue anunciado por fuentes del Gobierno regional.

La directora del Imida, Andrés Martínez Bastida, señaló que el aumento de las temperaturas y los cambios en las prácticas agrícolas han favorecido la proliferación de plagas en este cultivo tan importante para la Región de Murcia.

En este sentido, se ha propuesto un Plan integral para abordar esta problemática y mejorar la fitosanidad de las plantaciones de almendro de forma sostenible y adaptada a las nuevas exigencias medioambientales.

Las plagas como la avispilla y el tigre del almendro ya están siendo tratadas con estrategias de manejo específicas para minimizar sus daños, mientras que se están evaluando otras plagas reemergentes para prevenir su incidencia.

Además, se busca ajustar las estrategias fitosanitarias a los nuevos desafíos y factores ambientales, con el fin de controlar de manera integral y sostenible estas amenazas fitosanitarias, según indicó Martínez Bastida.

De manera paralela, se está llevando a cabo una labor divulgativa a través de jornadas, charlas y publicaciones para transferir el conocimiento derivado de investigaciones realizadas en años anteriores con fondos Feder renovados para el proyecto.

La Región de Murcia se destaca como la tercera productora de almendros en España, lo que resalta la importancia social y económica de esta actividad, contribuyendo a la generación de valor añadido, empleo y fijación de población en zonas de secano.

Con más de 82.000 hectáreas dedicadas al cultivo del almendro en la región, es crucial mantener la sostenibilidad de estas plantaciones a través de estrategias fitosanitarias viables y sostenibles para preservar su competitividad y actividad económica, concluyó Martínez Bastida.