Continuo deterioro del Mar Menor: Informe del Miteco revela entrada de 3.580 toneladas de nitratos y 19,7 de fosfatos en 2022

Continuo deterioro del Mar Menor: Informe del Miteco revela entrada de 3.580 toneladas de nitratos y 19,7 de fosfatos en 2022

MURCIA, 20 Sep.

El Mar Menor ha sido receptor de un total de 3.580 toneladas de nitratos y 19,7 toneladas de fosfatos, según los datos presentados en el informe de flujos publicado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco).

El informe revela que durante el último año se han vertido en la laguna salada un total de 26,5 hectómetros cúbicos de flujos contaminantes, de los cuales 7,5 hectómetros cúbicos provienen de avenidas, unos diez del acuífero y el resto (9,02) del régimen ordinario.

En cuanto a la descarga de agua subterránea proveniente del acuífero cuaternario, este ha alcanzado los 10 hectómetros cúbicos, conteniendo 1,930 toneladas de nitratos y 0,6 toneladas de fosfatos.

La entrada de fosfatos se ha producido principalmente durante episodios de avenidas y escorrentías de cultivos, así como el lavado de suelos que han arrastrado "elevadas concentraciones de fertilizantes orgánicos". También se ha detectado la entrada de fosfatos provenientes de balsas de purines y ramblas de la Sierra Minera.

Por otro lado, la entrada de nitratos ha sido mayor a través de las descargas del acuífero cuaternario, tanto en régimen ordinario como en momentos de avenidas, a través de las ramblas, especialmente la de El Albujón.

En 2022, al Mar Menor llegaron durante episodios de avenidas un total de 7,5 hectómetros cúbicos de agua superficial con una carga contaminante de 18,5 toneladas de fosfatos y 456 toneladas de nitratos. En cuanto al flujo base, ingresaron 9 hectómetros cúbicos, con 0,8 toneladas de fosfatos y 1.194 toneladas de nitratos.

El informe destaca que, en la situación actual, existe un "desequilibrio ambiental" en el Mar Menor, lo cual se explica por el caudal permanente de las ramblas debido a la elevación del nivel freático, especialmente del acuífero cuaternario.

Además, se destaca la existencia de un "regadío intensivo" en la zona y se atribuye la infiltración a las precipitaciones y a los entornos de riego, así como a un aumento en la recarga del acuífero y una elevación de los niveles piezométricos.

En la misma línea, se hace referencia a la extracción de aguas subterráneas a través de sondeos profundos para la obtención de acuíferos inferiores, lo cual da lugar a una "contaminación entre acuíferos". Como resultado, la laguna se encuentra en un estado de "desequilibrio ambiental".

Tags

Categoría

Murcia