24h Murcia.

24h Murcia.

"Gran participación de estudiantes y docentes en programa de educación emocional en la Región"

En la Región de Murcia, más de 15.000 escolares y 800 profesores han participado en un novedoso programa de educación emocional desde 2014, con el objetivo de mejorar la convivencia escolar. Este programa, denominado 'Programa educación responsable: programa para el desarrollo de la educación emocional, social y de creatividad', se basa en el arte y la música, siendo uno de los primeros de su tipo a nivel internacional.

La Región de Murcia ha sido elegida como sede del encuentro internacional de coordinadores de este programa, que se extiende a diez comunidades autónomas en España y siete países de América Latina. La Fundación Botín es la encargada de promover este programa en dichas regiones.

El consejero de Educación, Formación Profesional y Empleo, Víctor Marín, resaltó la importancia de este programa durante el décimo aniversario del mismo. Destacó que la educación emocional ha tenido un impacto positivo en la comunidad educativa, potenciando el talento y la creatividad de los escolares para que puedan ser autónomos, competentes, solidarios y felices.

Marín inauguró la jornada 'Educación responsable en una sociedad inclusiva', donde se abordaron temas como el valor del amor en la educación, el poder del optimismo en el aula, la importancia de la emoción musical y la educación emocional como clave para el bienestar.

Este programa en la Región de Murcia se enfoca en el área de Atención a la Diversidad y está dirigido tanto a alumnos y familias como a docentes. Durante tres años, los participantes aprenden a reconocer y expresar emociones, a comprender a los demás, a tomar decisiones responsables, entre otras habilidades importantes para su desarrollo.

Según Marín, las investigaciones realizadas hasta el momento han demostrado que el programa Educación Responsable tiene un impacto positivo en la vida de los alumnos, tanto dentro como fuera del aula. Este programa actúa como factor de protección ante comportamientos negativos y fomenta el desarrollo emocional, social y creativo de los participantes.

El programa propone actividades que ayudan a identificar, regular y expresar emociones, así como estrategias para reducir el estrés y la ansiedad. Los recursos educativos están diseñados para trabajar desde las artes y las áreas curriculares, fomentando un aprendizaje experiencial que fortalece la relación entre alumno y docente.

Los resultados obtenidos muestran una reducción en comportamientos agresivos y una mejora en habilidades prosociales entre los participantes. Tanto profesores como familias han observado mejoras en la capacidad de colaboración, empatía y generosidad de los alumnos, lo que refleja el impacto positivo de este innovador programa de educación emocional en la Región de Murcia.