24h Murcia.

24h Murcia.

La lucha contra la procesionaria: La campaña se adelanta 10 días debido al clima y a la condición de las larvas.

La lucha contra la procesionaria: La campaña se adelanta 10 días debido al clima y a la condición de las larvas.

La Comunidad Autónoma de Murcia ha decidido adelantar diez días el inicio de la campaña contra la procesionaria debido a las condiciones climáticas y el estado de las larvas. En lugar de esperar al mes de febrero como estaba previsto, los trabajos terrestres contra la procesionaria del pino comenzarán el martes 30 de enero.

El objetivo de esta medida es evitar que la plaga afecte a los pinos y minimizar su impacto en los visitantes, ya que esta oruga es altamente urticante y peligrosa para los animales.

María Cruz Ferreira, secretaria autonómica de Energía, Sostenibilidad y Acción Climática, anunció la decisión y destacó que la Administración regional es consciente de la preocupación social generada por esta plaga. Debido a las altas temperaturas que experimenta la Región de Murcia, se tomó la determinación de adelantar las labores de lucha contra la procesionaria del pino.

Los trabajos se llevarán a cabo en diferentes áreas de la región, incluyendo Murcia, Torreagüera, el Parque Regional de El Valle y Carrascoy, el Castillo de Pliego, la sierra de la Muela de Albudeite, Bullas y otras zonas públicas de Moratalla, Calasparra, Blanca, Ricote, Jumilla, Alhama, Lorca, Puerto Lumbreras y Mazarrón. La campaña cuenta con un presupuesto aproximado de 100.000 euros.

La estrategia se centrará en la eliminación de bolsones y orugas en áreas recreativas y zonas muy transitadas que presentan una alta densidad de bolsones y podrían afectar el uso recreativo de los espacios forestales.

Actualmente, la procesionaria del pino se encuentra en su último estadio larvario. Durante el día, las orugas se resguardan en los bolsones de seda para protegerse de sus enemigos naturales y esperar el momento adecuado para descender por el tronco y completar su ciclo biológico. Los días soleados desde principios de febrero hasta marzo suelen ser los más peligrosos, especialmente cuando hay calor y viento.

Se recomienda precaución a las personas que visiten zonas boscosas durante febrero y marzo, evitando el tránsito por áreas donde se vean bolsones. Especial atención deben tener las mascotas, ya que al comer o oler estas orugas pueden sufrir severas reacciones alérgicas e incluso la muerte.

Desde 2007, la Dirección General de Patrimonio Natural y Acción Climática cuenta con un Plan de Lucha integrada contra la procesionaria del pino. A través de este plan se realizan prácticas selvícolas para favorecer la vitalidad de los árboles, después de evaluar los niveles de infestación por parte de los Agentes Medioambientales y técnicos en sanidad forestal.

La procesionaria del pino, Thaumetopoea pytiocampa, es el principal defoliador de coníferas en el Mediterráneo. Su principal efecto perjudicial radica en las reacciones urticantes de sus orugas en animales y personas, lo que puede afectar el uso público de los espacios naturales forestales debido a las alergias que provoca en los usuarios.