24h Murcia.

24h Murcia.

La Mesa del Secano de Murcia exige al Gobierno medidas urgentes para proteger el arbolado afectado por la sequía.

La Mesa del Secano de Murcia exige al Gobierno medidas urgentes para proteger el arbolado afectado por la sequía.

En un contexto de sequía prolongada en la Región de Murcia, la Mesa del Secano, integrada por el Ejecutivo autonómico y organizaciones agrarias, ha urgido al Gobierno central a implementar medidas de forma inmediata para salvar el arbolado, según declaraciones de la consejera de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca, Sara Rubira. En su segunda reunión, se analizó la crítica situación que enfrentan los cultivos en medio de un nuevo año de sequía.

La consejera Rubira ha subrayado que la falta de lluvias en la Región de Murcia, con un promedio de 22 litros por metro cuadrado en zonas de secano en comparación con los 300 litros habituales, es un problema que afecta no solo a la región, sino a todo el sureste de España. En este sentido, se ha programado un encuentro entre los gobiernos de Murcia y Andalucía con representantes nacionales de organizaciones agrarias y cooperativas para abordar la crisis.

Ante la gravedad de la situación, la Mesa del Secano ha instado al Gobierno de España a comprender la urgencia de la problemática y a tomar acciones concretas. La consejera Rubira ha enfatizado la necesidad de un cambio legislativo para permitir riegos de socorro en terrenos de secano y ha solicitado un ecorrégimen específico para garantizar el acceso a más ayudas de la Política Agraria Común.

Además, se ha constatado que las ayudas anunciadas por el Ministerio de Agricultura son insuficientes, lo que pone en riesgo no solo las explotaciones agrícolas, sino también el sistema cooperativista. En este contexto, el Gobierno regional ha incrementado el presupuesto y la intensidad en el seguro agrario, particularmente en cultivos de secano como el viñedo, el olivar y los frutos secos.

De acuerdo con el Monitor de Sequía Meteorológica de la AEMET, la Región de Murcia se encuentra en una situación de extrema sequedad, lo que confirma la necesidad de medidas inmediatas para salvaguardar el arbolado y asegurar la sostenibilidad de la agricultura en la zona.