24h Murcia.

24h Murcia.

La Policía Nacional vincula la máquina de fuego frío como la principal causa de los incendios en Atalayas

La Policía Nacional vincula la máquina de fuego frío como la principal causa de los incendios en Atalayas

Un nuevo informe del Cuerpo señala que, de acuerdo con las inspecciones oculares realizadas por la Comisaría General de Policía Científica, el incendio en las discotecas de la zona de Atalayas, en Murcia, fue causado por negligencia. El informe revela que las chispas producidas por una máquina de fuego frío ubicada cerca del falso techo de la Sala Teatre fueron la causa más probable del trágico suceso en el que 13 personas perdieron la vida el pasado 1 de octubre.

Según el documento, al que ha tenido acceso Europa Press, el fuego se originó por la combustión de materiales sólidos en el escenario de la discoteca Teatre, donde se encontraban los DJ y un altavoz. Se descartó la posibilidad de que hubiera sido causado por un fallo eléctrico o la intervención de terceras personas.

El informe, basado en inspecciones técnicas y testimonios de testigos, detalla que el incendio fue accidental y de carácter estructural, ya que provocó el colapso de la cubierta de la discoteca. También revela que las máquinas de fuego frío no queman directamente, pero se recomienda respetar una distancia de seguridad de al menos 1,5 metros. Sin embargo, en los videos grabados por los asistentes se observa claramente que esta distancia no fue respetada, lo que permitió que las chispas incidan directamente en la superficie de la discoteca.

Además, los investigadores encontraron evidencia de que se utilizó confeti cerca de la máquina de fuego frío, sin respetar la distancia de seguridad establecida. Según las imágenes proporcionadas por los testigos, el fuego se propagó de manera lenta debido a las características de la construcción y se intensificó debido a una mala unión de los paneles metálicos en la estructura. Las salas afectadas estaban separadas por una pared de pladur, un material poco resistente al fuego, lo que permitió su rápida propagación y entrada en la discoteca vecina, La Fonda Milagros.

Un aspecto que los investigadores tuvieron en cuenta fue que el acero utilizado en la estructura del edificio es un buen conductor del calor, lo que resulta negativo en términos de resistencia. Esta propiedad permitió que la temperatura crítica se alcanzara rápidamente en pocos minutos.

Finalmente, el informe señala que una de las puertas de emergencia de la discoteca Teatre, que daba acceso al callejón, estaba cerrada en el momento del incendio, según lo revelado por la inspección policial.