24h Murcia.

24h Murcia.

Los compradores extranjeros representan el 24,8% de las transacciones inmobiliarias en la Región durante el tercer trimestre, una de las tasas más altas a nivel regional.

Los compradores extranjeros representan el 24,8% de las transacciones inmobiliarias en la Región durante el tercer trimestre, una de las tasas más altas a nivel regional.

MURCIA, 2 Ene.

En el tercer trimestre, los extranjeros llevaron a cabo el 24,8% de las compraventas en la Región de Murcia, lo que representa la cuarta mayor tasa por comunidades autónomas. Solo las Islas Baleares (31,69%), la Comunidad Valenciana (29,45%) y Canarias (28,17%) tienen tasas más altas, según los datos recopilados por pisos.com de la Estadística Registral Inmobiliaria de los Registradores de España.

Por provincias, la Región de Murcia registró la quinta mayor tasa de compraventas por parte de extranjeros, solo por detrás de Alicante (43,76%), Santa Cruz de Tenerife (36,58%), Málaga (35,33%), Illes Balears (31,69%) y Girona (30,85%).

En el contexto actual de incertidumbre económica y aumento de los precios, pisos.com ha señalado que la demanda de viviendas por parte de los españoles se ha reducido. Ante esta realidad, el inversor extranjero está desempeñando un papel clave en el sector inmobiliario y representa el 15,44% de las compraventas en España, según los últimos datos del Colegio de Registradores.

"Esta cifra, la segunda más alta de la serie histórica y solo ligeramente por detrás del tercer trimestre de 2022 (15,92%), muestra el gran atractivo que el mercado inmobiliario español sigue teniendo en Europa. Ante la disminución en el número de transacciones, el inversor extranjero se ha convertido en un agente dinamizador clave", explica Ferran Font, director de Estudios y portavoz de pisos.com.

El crecimiento de los compradores extranjeros ha sido exponencial desde 2009, cuando alcanzaron mínimos cercanos al 4%. Hace diez años, en el tercer trimestre de 2013, las compras realizadas por este grupo representaban el 12,15%, es decir, tres puntos porcentuales menos.

"Si hay un perfil inversor que siempre ha destacado en España, es el comprador británico, que ve nuestro país con gran interés, no solo por los precios de las viviendas, sino también por el clima y la calidad de vida. Incluso hoy, cuando la demanda es más diversificada que nunca, los británicos siguen ocupando el primer lugar en el ranking", detalla Font.

Por lo tanto, en el tercer trimestre de 2023, los británicos han sido los inversores extranjeros con más transacciones en España (10,11%). Les siguen en el top 5 los alemanes (7,01%), franceses (6,72%), belgas (5,35%) y marroquíes (5,32%).

"Si retrocedemos al mismo período en 2013, podemos ver algunas diferencias, especialmente en lo que respecta al inversor ruso, cuyo papel se vio reducido inevitablemente con el inicio del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania", comenta el experto. En el tercer trimestre de 2013, la lista la encabezaban los británicos (14,75%), franceses (11,45%), rusos (9,35%), belgas (7,25%) y alemanes (6,94%).

En cuanto a las áreas preferidas por este tipo de comprador, la costa mediterránea ha sido y sigue siendo uno de los principales atractivos. Según el último informe del Colegio de Registradores, las provincias con mayor peso de compra de viviendas por parte de extranjeros durante el tercer trimestre fueron Alicante (43,76%), Santa Cruz de Tenerife (36,58%), Málaga (35,33%), Illes Balears (31,69%), Girona (30,85%), Murcia (24,83%) y Las Palmas (20,85%).

En el caso de las comunidades autónomas, las que concentraron más operaciones por parte de inversores extranjeros fueron las Islas Baleares (31,69%), la Comunidad Valenciana (29,45%), Canarias (28,17%), la Región de Murcia (24,83%), Cataluña (16,36%) y Andalucía (15,98%).

"Las razones que hacen de nuestro país un atractivo internacional son muy variadas, desde la excelencia de nuestro parque residencial hasta el clima privilegiado de la costa española, así como los precios, que, aunque siguen estando por debajo de otros países de la Unión Europea, no reflejan la moderación y el retroceso que ha experimentado el número de operaciones", concluye Ferran Font.